Estás entrando en un mercado o en el mundo de los negocios e intentas hacer una campaña para tus productos o servicios que capte la atención del cliente y permita a tu empresa generar un ingreso constante, pues te cuento que cómo ha venido cambiando la percepción del público a técnicas de marketing tradicional, hoy tienes que convertirte en un genio de la persuación, y es que la competencia no es tan problemática cómo lo es hoy en día, el nivel de aceptación del usuario de la publicidad y la capacidad de identificar un anuncio escondido en un contenido real.

Por ello, hemos tenido que evolucionar, centrarnos en campañas diferentes según las tendencias de uso de herramientas atractivas en los mercados, ya no basta con decir, compra o vendo, hay que saber cómo decirlo y cuando, pero sobretodo, dónde debemos hacerlo y es que las principales fuentes publicitarias están en un constante proceso de rechazo, por lo que hoy debemos hacer cambios en nuestra estrategia de marketing.

Rechazo del público a la publicidad

Primero debemos centrarnos en el rechazo del público, ¿Qué no le gusta a un usuario? ¿la publicidad? no creo, si la mía es bien bonita y la he trabajado muy bien, pero nos sentamos frente al computador a disfrutar de un vídeo y nos salta un anuncio publicitario y desesperamos que el contador de 5 segundos nos de opción de saltarnos el anuncios.

No podemos hacernos ojos ciegos ante el rechazo, por eso, cuando pensamos en una campaña y en un medio, debemos combatir el rechazo como primera opción y es que el rechazo nace cuando precisamente buscamos vender un producto sin darnos cuenta de que el Internet nos brinda los niveles más altos de objetividad en los mercados.

Identificación real de nuestro nicho

El problema de la publicidad tradicional, es que sólo dispara a la mayor cantidad de personas, abrimos a un público contado por la cantidad de personas que pasa por ese sector y seguro uno de 10 de 10 mil personas pueden hacernos una compra, no necesitamos más, cargamos su camino con publicidad, hoy de zapatos, la empresa vecina de pan, algunos de ropa, y las 10 mil personas pasan atorados de tanta publicidad, que terminan por no ver ninguna y hacen sus compras con personas que realmente cumplen sus objetivos.

Cómo usuario, si estoy buscando adornos para el cumpleaños de mi hija, no necesito que salte una persona a ofrecerme zapatos, luego otro a ofrecer cinturones, necesito que me hagan propuestas de adornos para fiestas infantiles, y ese es el día a día de las personas que buscan vivir en Santiago con el presupuesto adecuado, terminan envueltos en muchas ofertas que atormentan su día, y sólo compran lo que necesitan.

Ahora, saliendo de la vida real, vamos al mundo del Internet y en este espacio es que tenemos que ponernos más objetivos, no podemos hacer los mismos conceptos de marketing tradicional, porque seguro terminaríamos en lo más profundo de la bandeja de spam.

Convertir una oferta en una solución

Si hay algo que he aprendido al trabajar en Internet es que la única forma de convertir una oferta en algo irresistible no está en gritar más, ni en bajar los precios, aúnque esto último si tiene algo de impacto, pero la forma más adecuada para que tu oferta nadie la pueda resistir, es que sea una solución.

Te estoy buscando, voy a redes sociales, foros, tiendas virtuales, necesito resolver un problema que tengo con mi auto o quizás estoy buscando una grua para el rescate de mi vehículo o busco un vehículo nuevo o un remate de autos, necesito una solución y es por ello que recurro a medios dónde creo que posiblemente puedo encontrar una respuesta real.

Nuestro trabajo a nivel de marketing hoy se debe centrar en brindar soluciones, si están buscando en las redes sociales un departamento en arriendo, seguro muchos buscarán en grupos exclusivos para esto, voy sitios dónde hay personas buscando una propiedad para vivir en Santiago y quedo a la espera de una publicación que pueda solucionar con mi propuesta inmobiliaria.

En los medios nos encontraremos con miles de peticiones, pero si tengo un departamento en arriendo o una casa, no vale la pena dar respuesta en publicaciones de usuarios que buscan un dormitorio, pues a menos que los dormitorios que le ofrezcan los arrienden a un precio superior al de mi departamento, seguro que el usuario sólo buscará algo pequeños a menor precio para solventar un problema habitacional.

Es importante que nos pongamos a la altura del mercado, pues el rechazo en medios digitales es muy elevado, Google Adsense por ejemplo, se ha visto con serios problemas por los bloqueadores de Ads, cuando se supone que la publicidad debe ser una solución para los usuarios, y que quizás estos bloqueadores no tendrán efectividad, un alto porcentaje del tráfico Web los ha acogido reduciendo sustancialmente las ganancias publicitarias, pero todo se debe a malas prácticas hechas en las redes de anuncio display dónde dentro de una Web de autos, vemos publicidad de comida, publicidad en otros países o publicidad con contenido sensible y que no deseamos ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *